sábado, 26 de diciembre de 2015

Miniatura de osito Tilda

No se me ocurre un regalo más dulce. Este año le ha tocado a mi sobrina María.
He disfrutado haciendo todos los detalles....finalmente cuando lo terminé, me costó desprenderme de él, con él se queda una parte de mi.
Sé que estará en buenas manos!